Nuestro Método de aprendizaje

Vivimos en un mundo globalizado. Los niños de hoy deben formarse no solo en las habilidades en las que se formaron sus antepasados sino también en una habilidad nueva, una nueva competencia si queremos usar el término moderno: Deben futuro del que no sabemos casi nada, no sabemos dónde se desarrollará, en que idioma y, en muchos casos, el trabajo que van a realizar todavía ni se ha inventado.

 

La educación en las guarderías ha cambiado significativamente en los últimos años. De ser lugares en los que se depositaba a los niños y cuya única función es que estuvieran seguros y alimentados (de ahí el nombre de guarderías) han pasado a centros de aprendizaje, en ocasiones, altamente tecnificados en los que los chavales se enfrentan desde muy pequeñitos a avalanchas de estímulos que le llegan de una forma lúdica con el fin de potenciar sus habilidades.

 

Nuestro método de aprendizaje no es un método rupturista o que venda un “sistema milagro”, es la consecuencia lógica de los últimos 70 u 80 años de investigación en neurociencia y en el proceso de aprendizaje pre y cognitivo.

 

En un mundo cada vez más global y competitivo la necesidad de dominar una segunda lengua se convierte más que en una opción en una necesidad.

 

Sin embargo nuestro sistema educativo pasa por alto que el mejor momento para aprender un idioma son los primeros años, cuando el cerebro disfruta de su momento de mayor plasticidad.

Desaprovechar esa ventana de oportunidad nos lleva a la tediosa labor de aprender otro idioma cuando ya deja de ser una habilidad natural de nuestro cerebro (los bebés nacen con la capacidad de aprender cualquier lengua es más adelante cuando se produce un “prunning” fonético).

 

Por ello lo cierto es que no importa cuántas veces, ni en cuantos cursos, ni cuantas clases se hayan recibido de inglés en la edad adulta, la realidad es que el nivel de inglés de nuestra sociedad es bajo y son muy pocos los que lo escriben y hablan correctamente.

 

 

¿Somos casi todos incapaces para aprender una segunda lengua?

No. Es el método utilizado lo que falla y el momento en el que se inicia la formación.

 

MenteLista ha diseñado un método con el que combinando estímulos multisensoriales con un cuidadoso estudio del sistema de aprendizaje de un idioma logra aprovechar esa “ventana de oportunidad” de los primeros años del niño, asentando las bases del lenguaje de una forma natural.

 

Hemos tardado años en perfeccionar el método que ahora tienes delante, es un método de aprendizaje reglado para ir dosificando el aprendizaje de la forma más optimizada posible. La clave de éxito del método depende solo de ti, son 10 minutos al día 5 días a la semana, esto es lo que hemos denominado “compromiso MenteLista”, si dedicas 10 minutos al día con tu hijo/nieto/sobrino a la aplicación durante unos meses adquirirá un segundo lenguaje de una forma natural y con unos resultados espectaculares.

 

Si quieres saber más sobre los estudios que avalan el método de aprendizaje asómate por nuestro blog pero si quieres conocerlo bien anímate y empieza, las primeras semanas son gratis.